El «Santo Madero» en el Puerto de la Cruz

cruz ruta santo madero

Hablar de la devoción a la cruz en el Puerto de la Cruz es remitirse al símbolo fundacional que dio nombre al antiguo puerto de La Orotava. Se desconocen aún datos que permitan reconstruir con certeza los orígenes de la devoción, pues los que han llegado hasta nuestros días son testimonios de tradición oral sin ningún respaldo documental que no consiguen certificar tales aseveraciones.

Los orígenes de la devoción a la cruz

Se cree que una de las primeras cruces vinculadas con los orígenes de la ciudad sea la que se colocó en la desaparecida batería de Santa Bárbara, como hoy recuerda una posterior ubicada en la fachada de la Casa de la Real Aduana y que ha llegado hasta nosotros con el apelativo de “La Carola”. La primitiva devoción a la Santa Cruz en el primer recinto eremítico fundado tras la organización de la trama urbanística por Juan Antonio Lutzardo de Franchy, quedó plasmada a perpetuidad en el retablo mayor de la ya parroquia de Nuestra Señora de la Peña de Francia, que alberga también desde tempranas fechas del Seiscientos la Cruz de Plata de la Hermandad de la Vera Cruz y Misericordia. Sin duda ésta es la cruz, de entre todas las existentes, que mayor atención capta, por ser la única que procesiona cada mañana del 3 de mayo ante la mirada atónita de los fieles que contemplan el símbolo principal del cristianismo, al tiempo que otros muchos vislumbran la suntuosidad de los trabajos de los orfebres indianos que la confeccionaron hace ahora cuatro siglos.

santo-madero-cruz-iglesia-2

El júbilo por la celebración del día de la fundación de la localidad se amplifica con el ruido de los cohetes y las tracas y el corretear de la gente desprevenida que se agolpan en las cercanías de las calles Santo Domingo, Pacheco y Las Lonjas para ver pasar el cortejo procesional. La jornada se completa con la visita a las más de noventa cruces adornadas por todo el casco de la localidad y los barrios, que ponen de manifiesto la fe viva de un pueblo canalizada a través del Santo Madero, término popular para referirse a la cruz de Cristo que aquí se ha legado de generación en generación. Desde los altares más sencillos hasta las majestuosas capillas (como Cuaco o Las Lonjas) los días 2 y 3 de mayo son una oportunidad única para contemplar lo cuidado de los conjuntos, los sudarios, piezas suntuarias o los efímeros enrames florales.

santo-madero-cruz-2

Una ruta para conocer más de cerca esta tradición

Sin duda, una devoción que cada año sigue despertando el interés de cuantos nos visitan y que mantienen vivas las tradiciones heredadas de nuestros antepasados, para honrar y venerar un símbolo que esos días se convierte en el centro de la manifestación popular de las gentes del Puerto de la Cruz.

En nuestra ruta de este lunes 2 de mayo, víspera de la festividad, tendrás la oportunidad de conocer más de cerca esta tradición, pudiendo contemplar cómo los vecinos portuenses engalanan durante la tarde y noche de este día sus veneradas cruces para el disfrute de la fiesta durante el día siguiente.

AUTOR

client-photo-1
Canarias en Ruta

Comentarios

Deja un comentario

9 + 4 =